CBCR Act

Queremos formar personas autónomas, conscientes de su dignidad y capaces de actuar como ciudadanos responsables.

Entendemos la acción educativa como un compromiso, desde los valores del Evangelio, con la realidad sociocultural del mundo y de la sociedad concreta en la que estamos insertos.

Nuestra propuesta educativa tiene en cuenta la interrelación que hay entre el concepto de persona que queremos formar, los procesos y experiencias pedagógicas que proponemos y la sociedad que pretendemos ayudar a construir.

Para saber más del Proyecto Educativo de la Red de Centros:

 

"Yo quiero, sí, vidas humanas (...) pero como entiendo

que esas vidas no podrán ser cual las deseamos si no son vidas de Dios,

pretendo comenzar por henchir de Dios

a los que han de vivir una verdadera vida humana" (Pedro Poveda, 1915)  

 

Desarrollamos una tarea humanizadora, de raíz cristiana. La centralidad de la persona de Jesucristo y el compromiso con los valores del Evangelio se traducen en un modo de entender y vivir la educación: formar personas preparadas para tomar en peso su propia vida y otorgarle sentido, capaces de amor y de indeclinable responsabilidad social.

 Planteamientos educativos de nuestras escuelas surgidos de la Pedagogía Povedana:

  1. Una escuela inclusiva: Una apuesta por la utopía de la igualdad y la multiculturalidad; No se trata de integrar a "los diferentes", sino de atender a todos; Es un modo de entender la vida.
  2. Una escuela democrática y participativa: Donde se comparten responsabilidades por todos los miembros de la Comunidad Educativa; El núcleo básico organizativo y de trabajo a todos los niveles es el equipo; Se fomenta el diálogo, la convivencia, el clima de familia, el afecto y la acogida
  3. Una escuela comprometida con la sociedad que le rodea: Que educa desde una actitud crítica, activa y responsable; Promueve la relación y el diálogo con la comunidad cercana a la que pertenece; Practica en el día a día el respeto, la solidaridad y la tolerancia.
  4. Una escuela innovadora y abierta a los valores emergentes: Que trabaja metodologías coherentes con el desarrollo de competencias; incorpora las nuevas tecnologías en el aula; plantea innovaciones de forma sistemática a partir de la evaluación de la propia práctica.
  5. Una escuela en la que el profesorado es el elemento clave: Que valora la formación del profesorado como algo imprescindible tanto a nivel profesional como a nivel humano, cistiano y de identidad.
  6. Y atravesándolo todo una escuela cristiana: Que promueve la vivencia y la expresión de la fe cristiana; que tiene como eje fundamental de todos los proyectos la dimensión cristiana y evangelizadora.
Conexión con la vida Reflexión 
 Interacción Creatividad 

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios.
Si continua navegando, significa que acepta su uso.